Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.
-A  +A   

Control Higiénico - Sanitario de las Piscinas Municipales

En las piscinas municipales se realizan periódicamente inspecciones para comprobar y garantizar unas condiciones higiénico-sanitarias óptimas en el agua de los vasos y en los recintos. 

Se controlan los parámetros del agua que se determinan diariamente como Ph, cloro, temperatura del agua de los vasos, temperatura ambiente y la humedad relativa del recinto. 

Se dispone de botiquín de primeros auxilios en la sala de socorristas. 

No obstante se recuerda que el buen estado de las instalaciones también depende de los usuarios, y por ello existe una serie de recomendaciones de fácil cumplimiento para todos los bañistas:

  • Utiliza la ducha y el pediluvio antes y después de cada baño.
  • No ensucies el agua con prácticas antihigiénicas
  • No introduzcas en el agua objetos susceptibles de producir daños a otros usuarios.
  • Evita juegos y prácticas peligrosas.
  • Respeta el baño y la estancia de los demás.
  • Si padeces enfermedades infectocontagiosas, especialmente cutáneas, evita su propagación no bañándote.
  • Si te bañas después de comer, de realizar ejercicio físico intenso o tras una exposición prolongada al sol, entra despacio en el agua.
  • Es aconsejable el uso de zapatillas de baño en aseos y vestuarios.
  • Si tienes el cabello largo es conveniente que uses un gorro de baño.
  • No tires desperdicios dentro del recinto de las instalaciones, utiliza las papeleras y los recipientes destinados para ello.


 Volver